Historia

Si bien resulta dificultoso volcar el reflejo de los hechos transcurridos durante estos 50ª años de historia, es nuestra intención a través de este relato, hacer mención a momentos y personas que contribuyeron a forjar la historia de nuestro querido grupo scout a lo largo de estos años plagados de anécdotas e historias que aún perviven en nuestros corazones y mantienen viva la llama del scoutismo.

Los comienzos…

A pricipios del año 1956 el entonces maestro scout, hoy sacerdote, Jorge Herrera Gallo, se reunió con el Pbro. Vicente Desimone para presentarle la inquietud de un grupo de jóvenes que buscaban un lugar donde iniciar las actividades de un nuevo grupo scout. Estos jóvenes con fuerte voluntad de servicio fueron el Maestro Scout Elio del Boca, secundado por Akela Juan M. García Iglesias, ayte. de manada Norberto Piccollo y el ayte. de tropa Alfredo Hurtado, quienes conformaron el primer Consejo de Grupo.

La primera sede del Grupo surgió de transformar la carbonera de la parroquia en la sala de consejo.

as actividades dieron inicio el día 7 de Julio 1956, y las primeras patrullas se denominaron Leones, Tigres, Gacelas y Panteras; y las sisenas como Blanca, Amarilla Negra y Roja.

El 16 de diciembre 1956 los primeros novicios y patas tiernas efectúan la primera promesa, con la participación de grupos amigos como Santa Rita, San Martín de Tours, San Cristóbal y Ntra. Sra. de Lourdes.

l día 26 de Diciembre de1956 se firmo la primer acta del grupo.
En este semestre, en el mes de Octubre se consiguen los primeros lauros en torneos, obteniendo la tropa scout el 2° puesto en técnica scout, y la manada el 3° puesto en cacería, en el primer encuentro competitivo; también comenzaron las primeras practicas de acampe, donde el Grupo Nº 32 Sta. Rita colaboro valiosamente cediendo sogas, coligues y otros elementos.

El 1º de Febrero de 1957 se realizo la primer reunión de padres, de donde surgió el primer Comité de padres.
El primer campamento de Grupo se realizo del 1º al 5 de marzo de 1957 en Jáuregui, Villa Flandia. Durante el cual, el domingo 3, se realizaron 9 Promesas Scout.

En Julio de 1957 con motivo del primer aniversario contamos con la presencia de las agrupaciones Scout Nº12 San Cristóbal, Nº17 San Martín de Porres, Nº24 Ntra. Sra. de Lourdes y Nº32 Sta. Rita.
El 25 de Julio de 1957 ingresa al Grupo la Sra. Beatriz Escolar, como ayudante de Manada, quien tiempo después seria nuestra primer Akela mujer.
Poco a poco se fueron construyendo una sala para cada rama, gracias al esfuerzo y sacrificio de los integrantes y padres que colaboraron con el grupo scout.

En 1959 en el campamento de Villa Tacul, Bariloche Pcia. de Río Negro en inolvidable ceremonia se crea la primer patrulla Raider del País llamada los Diaguitas, que bajo el control de los MS Norberto Piccollo y Elio del Boca, fundan la primer tropa Raider ARAUCANOS.

En 1964 nace en el grupo, el Clan Rover JUAN XXIII, poniendo así una nueva rama en funcionamiento.

En 1967 deja la Jefatura de Grupo Elio del Boca y la asume Jorge Cittadino.

En el año 1970, dos de nuestros fundadores ocupaban altos cargos dentro de la Asociación, M.S. Elio del Boca como Comisionado Nacional Scout y M.S. Juan M. García Iglesias como Comisionado de Región. Asimismo en la Ceremonia de Julio, muchos que serian posteriormente dirigentes del Grupo, llevaban adelante su progresión como beneficiarios, por ejemplo Francisco Bevacqua tomaba 1º Clase en los Raider, Pablo Corbillón su Promesa Scout, Luís Emilio Barletta su Promesa de Lobato.

En Marzo de 1971 se reabrió el Clan Rover a cargo de M.S. Citadino. En Agosto del mismo año se da una renovación importante en el grupo a instancia del Pbro. Pablo Di Benedetto, en Octubre asume la jefatura del grupo el MS Francisco Bevacqua, quien queda a cargo de la Manada y de la Tropa Scout, únicas dos Ramas que permanecen abiertas.
En Noviembre de ese año yendo a buscar un lugar para el campamento anual fallece en dicho viaje el Pbro. Pablo Di Benedetto.

En el año 1972 ingresa Graciela Beatriz Comas como Akela de la Manada; en Agosto vuelve a formarse la Tropa Raider con la apertura de la Patrulla Diaguitas.
El grupo siguió desarrollando conformándose toda una nueva generación de dirigen­tes surgidos durante esos años. En el campamento de 1974, los Raider V. Burlini, E. Genasetti y J. Setti comenzaron a colaborar como dirigentes en el Consejo de Grupo.

A principios del 1975 se incorporaron nuevos integrantes y el Consejo de Grupo estaba formado por el MS Francisco Bevacqua, Jefe de Grupo, en Manada la Akela MS. Graciela B. Comas, la MS Mónica Ludigliani y el MS Eduardo Genasetti; el MS Pablo Corbillón y el MS Jorge L. Setti.

En 1976 se reabre el Clan Rover, estando en funcionamiento nuevamente las cuatro Ramas del Grupo, fruto del buen trabajo que se venía realizando en los últimos años.

En el año 1978 por iniciativa del MS Francisco Bevacqua, se convoca a María Grandgean para la fundación de un grupo de Guías en nuestra Parroquia, ya que por aquellos años no habían mujeres en nuestro Movimiento, salvo en la Rama Rover. El 13 de Mayo de dicho año se inician las actividades de la Comunidad Guía con la formación de su primera Rama, las Guías Mayores.

En Marzo de 1978 se produce el ingreso de Pablo Corbillon al Seminario por lo que debe reverse la sucesión de la Jefatura de Grupo, prevista para el próximo año.
En 1979 deja la Jefatura Francisco Bevacqua, asumiendo la misma Javier Corbillon. En este mismo año se presenta la 1º Carta Comunidad Rover.
Desde mediado de los ’70 hasta los primeros años de los ’80 el grupo realizo importantes festivales y asados con artistas como Rubén Juárez, Alberto Marino, Los Visconti, entre otros. El motivo era reunir a las familias scout y ayudar a las finanzas del grupo. Estos se realizaron con la colaboración de un grupo de padres que como siempre, estuvo al lado de los dirigentes. Podemos mencionar Amalia y Gerardo Vázquez, al Sr. Alberto Delbono, al Sr. Mario Mattei, al Sr. Alberto Banchi, entre otros.

En Marzo de 1982 asumen, la Jefatura de Grupo Gerardo Mattei y como Párroco y Director del Grupo Pbro. Rómulo Puiggari. A mediados de año los integrantes de la Comunidad Rover pasan a dar Servicio en las Ramas.

En enero de 1983 el Grupo acampo junto a la Comunidad Guia en la localidad de Aguas de Oro en la pcia. de Cordoba , campamento recordado por los problemas intestinales causados por la mineralizacion del agua en casi todos los asistentes al mismo.

En Junio de 1983 deja la Jefatura de Grupo Gerardo Mattei y es asumida por Luís Emilio Barletta.

El 19 de Enero de 1984, durante el campamento se realizo una emotiva Ceremonia en conmemoración del 25º Aniversario de la creación de la primer Tropa Raider.

Durante 1985 se realizaron rifas y eventos con el fin de comprar un carpón para ser utilizado por la cocina y la manada. tras todo un año de esfuerzo, el 15 de diciembre es inaugurado el carpón Cacique con un almuerzo de la familia scout, albergando este a 150 personas.

En enero de 1986 el campamento programado en Mendoza debió reprogramarse por un inconveniente con los micros que esperamos durante tres días. Gracias al esfuerzo de los dirigentes, el grupo pudo realizar su campamento a pesar de todo en Villa Cacique, Pcia. de Buenos Aires.
A mediados de ese año deja la jefatura de grupo Luís E. Barletta, y esta es asumida por Pablo Delbono.

En enero de 1987 el Grupo acampó a orillas del Lago Mascardi, en San Carlos de Bariloche, luego de unas inolvidables 40 horas de viaje en tren.
Durante de este año, Pablo Delbono le deja la Jefatura de Grupo a Marcelo Santo.
A pesar de ser un consejo pequeño, se trabajó con ahínco y voluntad de servicio para llevar el grupo adelante.

En abril de 1989 retorna como jefe de grupo del MS García Iglesias (uno de los mosqueteros que fundaron el grupo) a pedido del consejo de grupo y del director Capellán, Aldo Lo Russo, Marcelo Santos, Andrea Della Porta y Pbro. Rómulo Puigari respectivamente.
En septiembre de ese año también entran a colaborar Adalberto Treffiletti y su esposa Irma Salvati como Akela, antiguos dirigen­tes del grupo.

Durante nueve años el grupo siguió funcionando activamente de la mano del MS García Iglesias, participando de eventos en todos los niveles, distrital, regional y nacional.

Desde 1993, el consejo estaba formado en su mayoría por Rover que prestaban servicio en las ramas al finalizar su etapa raider.

En enero de 1994 las ramas lobatos, scout y raider participaron del Campamento Nacional, en donde la patrulla Chanas logro el 1º puesto en una competencia donde participaban todas las patrullas del subcampo raider.
En dicho campamento, después de varios años se reinstaura nuevamente en el grupo el consejo de totemnización, donde fueron totemnizados Leonardo Boffa, Santiago y Fernando Panzuto. Dando inicio de esta forma, a la Tribu del Cielo.
El 3 diciembre de 1995 recibió su pañuelo verde de Scouter Leonardo Boffa, tras muchos años de esfuerzo para lograr tener dirigentes con nivel de formación salidos de nuestro grupo.

En julio de 1996 se realizo el festejo de los 40 años del grupo del cual participaron gran cantidad de scout, de los actuales y de los que fueron haciendo la historia.
En diciembre de ese año, la Unión Scout Católicos Argentinos (USCA), asociación de cuál nuestro grupo formo parte durante 40 años, y la Asociación Scout Argentina (ASA) se fusionan y pasan a conformar una única asociación: Scout de Argentina (SA) de la cual nuestro grupo es miembro.
También en diciembre recibieron su pañuelo verde Juan I. Panzuto y Juan Pablo Banchi, quienes junto a Leonardo Boffa fueron los encargados de llevar adelante el campamento de 1997.

En agosto de ese año comienzan a trabajar la scouter Ma. Noelia Bruno y los rover en servicio Hernán Ali Martín, Mariano Iraizoz, Julián Scervino y Fernando Samoluk, quienes junto a los ya mencionados conformarían el consejo de grupo que apuntalo el crecimiento sostenido del grupo en los últimos años.

En 1998 Juan Manuel García Iglesias deja el grupo, tras nueve años de servicio, con la satisfacción del deber cumplido: un nuevo consejo de grupo con dirigentes formados de entre sus filas.
La jefatura de grupo fue asumida por el M.S. Leonardo Boffa, y durante esos años el grupo participo de el Campamento Nacional Raider en el 98 y del Campamento Nacional de Patrullas Scout (Ca.Na.Pa.) en el 99.

En el año 2000 se logro la reapertura del Clan Rover, logrando después de muchos años que el grupo tenga sus cuatro ramas abiertas, y con la firme convicción del consejo de lograr mantener la rama funcionando como tal para poder conseguir Rover de partida.

A principios del 2001, la comunidad Guía con la que compartimos tantos momentos de la vida de nuestro grupo, solamente mantenía abiertas sus ramas mayores, y no contaba con dirigentes para abrir las ramas menores en los próximos años. Por tal motivo muchas hermanas de nuestros chicos concurrían a grupos scout vecinos.
Atentas a esta problemática y otras circunstancias propias de su Asociación, las dirigentes tomaron la decisión de cerrar la Comunidad, y demostrando un gran espíritu de servicio y compromiso con los valores del movimiento, se presentaron para trabajar en las incipientes ramas mixtas de nuestra agrupación.
De esta manera las filas de nuestro grupo se vieron engrosadas con la apertura de seisenas y patrullas de chicas, que a fines de ese año ya poblaban las 4 ramas del Grupo.
Durante todo este período de crecimiento el grupo fue acompañado desde la capellanía por el I.M. Pbro. Eduardo Barucco, quien con su carisma y sencillez fue un ejemplo constante de fe cristiana y de quien todos los que compartieron el trabajo con el, atesoran sus enseñanzas en el corazón desde que partió al campamento eterno en mayo del 2002.

En el año 2003 finaliza su mandato como jefe de grupo el I.M. Leonardo Boffa y asume la jefatura el I.M. Juan Pablo Banchi.
En este año y de acuerdo a la modificaciones metodológicas que sufrieron todas la ramas durante la unificación de asociaciones, la Tropa Raider Araucanos Nº 1 comienza a trabajar bajo el nombre de Comunidad Caminantes Araucanos Nº 1; dicha modificación se realizo en emotiva ceremonia compartida por muchos ex raider de nuestro grupo.

En enero del 2004, en campamento se realizo el bautismo de los nuevos bordones de las patrullas Chanas, Huarpes, y Puelches (primer patrulla femenina).

Durante el 2005 el grupo trabajo incansablemente junto con A.P.A.S. para lograr realizar el campamento anual en San Carlos de Bariloche como preparativo de los festejos de este cincuentenario.

En enero del 2006 después de muchos esfuerzos y sacrificios por parte de los chicos y el consejo de grupo y con el aporte invalorable del comité de padres (A.P.A.S.) y el apoyo de nuestro párroco y capellán, Pbro. Pablo Corbillon, el grupo logro establecer su campamento en Colonia Suiza, San Carlos de Bariloche.
Durante estos cincuenta años, a pesar de los cambios metodológicos, las rupturas y las discusiones podemos estar convencidos que fueron transitados manteniendo el mismo espíritu scout, enalteciendo los valores de la Ley y la Promesa como fruto de un alto espiritu de servicio y una inquebrantable Fe Cristiana.